QUIERO TENER LIMPIO MI COCHE

Los que utilizamos muchos nuestro coche a veces no tenemos tiempo de tratarlo como se merece.

Es de suma importancia cuidarle a nivel mecánico. Tremendamente importante prestarle una atención capital a los elementos de seguridad más importantes: frenos, amortiguadores, neumáticos, dirección…

Pero también es muy importante cuidarlo a nivel de chapa, tapicerías, limpieza de llantas y neumáticos. Lo utilizamos y el coche se va ensuciando tanto por dentro como por fuera y nos vamos acostumbrando a verlo sucio, algo deteriorado y sin el brillo y lustre que se merece un coche como el nuestro.

No hay que olvidar que los materiales al no cuidarlos debidamente se deterioran más rápido. A modo de ejemplo, si hemos circulado por una carretera en invierno que le hayan echado algo de sal, ésta se adhiere a los bajos y chapa de nuestro vehículo. Esta sal es tremendamente corrosiva y hay que limpiarla adecuadamente.

Pero no es menos importante el gustazo que da ver nuestro coche súper limpio y brillante. El interior aspirado y bien limpia la tapicería. Es una satisfacción inmensa entrar en un coche que huele a limpio y, que mires donde mires, ves limpieza y orden.

Empecemos por el interior del coche, vamos a dar unas directrices para ver como limpiar la tapicería.

Lo primero que debemos hacer es ver que tipo de tapicería tiene nuestro coche y comprar los productos más adecuados para cada material. Desde luego es muy diferente si nuestro coche monta cuero, tapicería de cuero o vinilo.

Pero la limpieza va mucho más allá de los asientos. El coche por el interior va revestido por multitud de tapicerías. El techo, aunque puede ser uno de los elementos que menos se ensucie, también recibe algunas manchas y sobre todo si eres fumador, el humo se va impregnando en el techo. Hay que limpiarlo con detenimiento.

Los suelos son uno de las telas que más sufren del coche. Si lo cubres con alfombrillas se ensucian las alfombrillas y cubren (y aplasta) la suciedad de debajo. Hay que limpiarlo con esmero con producto adecuados.

Vamos con la parte exterior del coche. El coche con los productos adecuados puede recuperar el brillo inicial de la pintura y quedar como nuevo. Pero además, algo muy interesante, es que disponemos de productos específicos para reparar los pequeños arañazos de nuestra pintura.

A quién no le ha ocurrido en alguna ocasión que bien por nuestra culpa o por culpa de otros conductores tenemos en nuestra chapa arañazos que, sin ser grandes, afean y mucho la estética de nuestro vehículo. Suelen ser arañazos o rayones que merece la pena llevar al chapista.

La solución para reparar rayas y arañazos en el coche hay que acudir a una marca profesional, de calidad y con una formulación específica para ello.

De esta forma tenemos productos para reparar de forma muy sencilla y rápida desde arañazos superficiales que sólo ves tú, hasta arañazos mucho más profundos cuyo resultado sorprende.

Como sabes desde Motor 28 siempre te traemos las mejores ideas para mantener tu coche en las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.