Nuevo Honda Jazz

El nuevo Honda Jazz ofrece una conducción fácil, un rendimiento eficiente y una gran capacidad de respuesta gracias a la tecnología híbrida e:HEV. El nuevo automóvil compacto de Honda ofrece las características más interesantes de su segmento, ya que combina un mayor nivel de confort para los ocupantes y una conectividad intuitiva e integrada a bordo, además de servicios remotos que se incorporan perfectamente en la vida diaria de los ocupantes.

El nuevo Jazz e:HEV desempeña un papel clave en el compromiso de Honda, por el que sus principales automóviles comercializados en Europa en 2022 incorporarán conjuntos propulsores eléctricos. El Jazz estará e:HEV disponible en Europa durante el verano de 2020, con un precio desde 22.900€, y de 27.900€ para la versión Crosstar.

Tecnología híbrida e:HEV avanzada

Por primera vez, el Jazz se comercializará en Europa exclusivamente con un conjunto propulsor híbrido avanzado. El nuevo Jazz, que incorpora la nueva insignia e:HEV de Honda, se ha desarrollado para ofrecer una combinación excepcional entre alto nivel de rendimiento y eficiencia, que complementa sus características de funcionalidad superior y comodidad en el interior líderes en su clase.

El sistema e:HEV, de nuevo desarrollo para el Jazz, se ha diseñado para ofrecer una experiencia de conducción agradable. Incorpora dos potentes y compactos motores eléctricos (generador e impulsor) conectados a un motor de gasolina DOHC i-VTEC de 1.5 litros, una batería de iones de litio y una innovadora transmisión fija con una unidad de control inteligente, de manera que todos los componentes funcionan juntos en perfecta armonía para proporcionar una respuesta suave y directa.

Con una potencia de 80kW (109 CV), el conjunto propulsor es capaz de acelerar el vehículo de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y a una velocidad máxima de 175 km/h. En la práctica, ofrece una sensación de comodidad y tranquilidad en los trayectos, tanto en desplazamientos por zonas urbanas como si conduce a altas velocidades por la autopista. El sistema híbrido de bajo consumo ofrece unas emisiones de CO2 desde 102 g/km (WLTP) y un consumo de combustible de hasta 4,5 l/100 km (WLTP), y de 110 g/km (WLTP) y 4,8 l/100 km (WLTP) en el caso de la versión Crosstar.

Para proporcionar esta experiencia de conducción tan gratificante y esta excepcional eficiencia, la avanzada configuración híbrida e:HEV permite intercambiar de manera imperceptible entre tres modos de conducción:

  • Modo EV: la batería de iones de litio alimenta al motor de propulsión eléctrica directamente
  • Modo Hybrid: el motor de gasolina suministra energía al segundo motor-generador eléctrico, que a su vez recibe asistencia eléctrica de la batería
  • Modo Engine: un mecanismo de bloqueo del embrague genera una conexión en la que el motor de gasolina proporciona la transmisión directamente a las ruedas

En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, se consigue un nivel óptimo de eficiencia gracias a las transiciones perfectas entre el Modo EV y el Modo Hybrid. Para circular a velocidades propias de una autopista, se activa el Modo Engine, que en fuertes aceleraciones se complementa con un extra de potencia procedente del motor de propulsión eléctrica para conseguir una aceleración más rápida.

En el caso del Modo Hybrid, la energía sobrante del motor de gasolina se puede derivar para recargar la batería mediante el motor-generador. Además, el Modo EV también se activa cuando el automóvil desacelera, con lo que se recupera energía a través de la frenada regenerativa para recargar la batería.

El cambio entre los tres modos de conducción es imperceptible para los ocupantes del vehículo. De hecho, los ingenieros del Jazz se esforzaron especialmente en minimizar el retardo en las transiciones. Honda ha desarrollado internamente los motores eléctricos de alta velocidad de modo que sean tan ligeros, compactos, eficientes y potentes como sea posible. Además, el motor de propulsión eléctrica gira hasta las 13.000 rpm a fin de generar un par alto de hasta 253 Nm para ofrecer una aceleración considerable a baja velocidad.

En lugar de utilizar una transmisión convencional, una transmisión fija crea una conexión directa entre los componEntes móviles, lo que produce una transferencia del par más suave y una sensación de linealidad durante la aceleración. Este formato permite que el sistema de Honda sea más compacto y sofisticado que el planetario e-CVT que se suele encontrar en otros vehículos híbridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.