TOYOTA SAFETY SENSE : MÁS DE 16 MILLONES DE VEHÍCULOS TOYOTA INCORPORAN YA ESTA TECNOLOGÍA

  • TOYOTA SAFETY SENSE Desde su lanzamiento en 2015, Toyota Safety Sense ha permitido democratizar la seguridad, llegando a la práctica totalidad de la gama Toyota.
  • El despliegue de Toyota Safety Sense ha permitido pasar de tener presencia en diferentes modelos en 68 países en 2015 a 108 países y regiones de todo el mundo en 2020.
  • Toyota Safety Sense 2.5, la última versión, se estrena en Europa en el nuevo Toyota Yaris Electric Hybrid, recientemente lanzado en pre-venta y reserva online y que llegará al mercado español el próximo mes de septiembre.

Democratizar la seguridad y, a la larga, lograr una sociedad con cero víctimas por accidentes de tráfico. Con ese doble objetivo, Toyota comenzó a implementar en 2015, en diferentes modelos de su gama, Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad activa y ayuda a la conducción que permiten evitar o mitigar colisiones en un amplio abanico de situaciones del tráfico.

Hoy día, cinco años después, más de 16 millones de vehículos Toyota incorporan ya Toyota Safety Sense, cuyo despliegue arrancó por 68 países y actualmente llega a 108 países y regiones de todo el mundo. Así, Toyota contribuye a mejorar la seguridad vial y a reducir el número de accidentes y víctimas de tráfico, en el marco de su estrategia de contribuir a mejorar la sociedad y de cuidar de las personas.

TOYOTA SAFETY SENSE
TOYOTA SAFETY SENSE

Toyota incrementará exponencialmente la cifra de vehículos más seguros en los próximos años con el lanzamiento de Toyota Safety Sense 2.5, la última versión de su paquete de seguridad que, en Europa, se estrenará próximamente de la mano del nuevo Toyota Yaris Electric Hybrid, cuya pre-venta en el mercado español arrancó recientemente, igual que su reserva online, y que llegará a la Red Oficial de Concesionarios de Toyota España en unas pocas semanas.

Toyota Safety Sense

La primera generación de Toyota Safety Sense incluía tres funciones principales: Sistema de Seguridad Precolisión —Pre-Collision System (PCS)— con detección de peatones, que ayuda a evitar o mitigar las consecuencias de una colisión posterior, Avisador de Cambio Involuntario de Carril —Lane Departure Alert (LDA)—, que advierte al conductor cuando el vehículo abandona su carril involuntariamente, y Control Inteligente de Luces de Carretera —Automatic High Beam (AHB)—, que cambia automáticamente de luces cortas a largas, y viceversa, para evitar deslumbrar a otros conductores.

El radar de ondas milimétricas y la cámara frontal, la base de funcionamiento de estos tres sistemas, permiten además ofrecer otras dos funcionalidades: Control de Crucero Adaptativo —Adaptative Cruise Control (ACC)—, que regula la velocidad automáticamente en función del vehículo precedente, y Reconocimiento de Señales de Tráfico —Road Sign Assist (RSA)—, el sistema que informa al conductor en todo momento de la velocidad máxima de la vía por la que circula.

En Europa, Toyota Safety se integró rápidamente en los principales modelos de Toyota allá por 2015: Auris, Avensis, Yaris y AYGO. De esta forma, a finales de 2015, alrededor del 70% de los clientes europeos pudieron disfrutar de Toyota Safety Sense en su nuevo Toyota. Sólo dos años después, a finales de 2017, alrededor del 90% de todos los nuevos turismos vendidos por Toyota en Japón, Estados Unidos y Europa estaban ya equipados con Toyota Safety Sense.

Toyota Safety Sense 2.0

La segunda generación de Toyota Safety Sense se presentó a finales de 2017 y se implantó gradualmente a lo largo de los primeros meses de 2018. Suponía una mejora al incrementarse la capacidad de reconocimiento de los sensores, de forma que ahora los dispositivos eran capaces de detectar peatones tanto de día como de noche y ciclistas durante el día.

Las funciones avanzadas de ayuda a la conducción proporcionadas por el radar de ondas milimétricas y la cámara frontal también se vieron reforzadas con la inclusión del nuevo Sistema de Mantenimiento de Trayectoria —Lane Tracing Assist (LTA)—, que ayuda al conductor a mantener la trayectoria con el vehículo dentro del carril por el que circula.

Además, el Sistema de Reconocimiento de Señales de Tráfico —Road Sign Assist (RSA)— amplió el número de señales que reconoce, mostrándolas en el cuadro de instrumentos y logrando así una conducción aún más segura al reducir la posibilidad de pasar por alto los límites de velocidad y otras señales: stop, dirección prohibida, prohibición de adelantamiento…

Toyota Safety Sense 2.5

Toyota ha comenzado a desplegar la última generación de sus sistemas de seguridad con Toyota Safety Sense 2.5, estrenado en Europa en el nuevo Toyota Yaris Electric Hybrid. Incluye Sistema de Seguridad Precolisión —Pre-Collision System (PCS)— con detección de peatones de día y de noche y de ciclistas durante el día, frenada automática de emergencia y detección de obstáculos en intersecciones —peatones y vehículos—, Control de Crucero Adaptativo — intelligent Adaptative Cruise Control (iACC)— de rango completo, desde 0 km/h y Reconocimiento de Señales de Tráfico —Road Sign Assist (RSA)—.

También son parte de Toyota Safety Sense 2.5 el Sistema de Mantenimiento de Trayectoria —Lane Tracing Assist (LTA)—, el Control Inteligente de Luces de Carretera —Automatic High Beam (AHB)— y la Asistencia a la Dirección en Maniobras de Emergencia —Emergency Steering Assist (ESA)—, además de la Alerta de Trá­fico Cruzado Posterior —Rear Cross Tra­c Alert with Braking (RCTA-B)— y Asistencia al Aparcamiento con Función de Frenado Automático —Intelligent Clearance Sonar with Braking (ICS)—.

Beyond Zero by Toyota

Toyota, con sus marcas Toyota y Lexus, es líder mundial en la comercialización de motores electrificados, con más de 15 millones de automóviles híbridos eléctricos vendidos en todo el mundo y 300.000 unidades en España desde 1997. La hoja de ruta de la electrificación de Toyota, con la vista puesta en una sociedad sin emisiones de CO2, arrancó hace más de 20 años con el nacimiento de la tecnología híbrida, y desde entonces seguimos trabajando en ese objetivo. Esto demuestra el compromiso de la marca para ayudar a lograr una movilidad sostenible gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) para ayudar a combatir positivamente el cambio climático y una reducción de las emisiones de gases contaminantes (NOx y partículas) que afectan directamente a las salud de las personas. De hecho, las emisiones de NOx son más de un 90% inferiores al límite establecido por la legislación actual, por ejemplo, en Yaris Hybrid las emisiones de óxidos de nitrógeno son solo de 6 mg / km, en comparación con el límite esperado de 60 mg / km de automóviles de gasolina Euro6 y 80 mg / km de diésel Euro6. Emprender acciones para afrontar el cambio climático es una cuestión apremiante en todo el mundo, y la promoción de energías sostenibles y bajas en carbono es desde hace ya tiempo un gran objetivo. Por eso, la compañía da un paso más para hacer frente a los retos medioambientales, situando las tecnologías en torno al hidrógeno en primer plano y tratando de convertirlo en la fuente de energía principal de la sociedad del mañana. Una sociedad futura en la que no solo no habrá emisiones, sino que además iremos más allá, conectando a personas, edificios y vehículos en un ecosistema único, que dará lugar a una sociedad mejor, con la movilidad para todos como eje, una movilidad que va más allá de los automóviles y que tiene que ver con superar retos y hacer realidad los sueños. El apoyo de Toyota al deporte olímpico y paralímpico se plasma además a través de Start Your Impossible, la iniciativa corporativa global que pretende servir de inspiración y busca la consecución de una sociedad más inclusiva y sostenible.