VOLKSWAGEN POLO

Es uno de los más grandes entre los pequeños: el Polo, con más de 14 millones de unidades vendidas.

Ya en el mercado la sexta generación, completamente nueva.

Siempre de serie: cuatro puertas y sistema de vigilancia Front Assist con asistente de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones.

El concepto y la configuración del sexto Polo son un reflejo del avance automovilístico y del nuevo status quo de los automóviles compactos.

Tres versiones de equipamiento constituyen la base de la nueva configuración del polo: «Edition», «Advance», «Sport».

Lo hemos probado y tenemos que decir que nos ha convencido, para resumirlo podemos decir que es un Golf (con todo lo que ello conlleva), pero reducido en tamaño.

Comportamiento excelente, acabados a la altura de lo que nos tienen acostumbrado la marca alemana, seguridad a la última. La ciudad es su territorio pero no renuncia en absoluto a la carretera pudiéndose convertir en un coche muy rutero sin envidiar en nada a coches de más categoría.

El interior es muy confortable y amplio teniendo en cuenta las medidas externas del Polo.

Si algo podemos decir malo de él es que su diseño tanto exterior como interior puede resultar un poco anodino. Pero para gustos…