MUSTANG MACH-E GT

Ford aterriza en el vehículo 100% eléctrico a lo grande con el Mustang Mach-E, el SUV coupé de referencia que se impone por prestaciones en su categoría con la variante GT. Un genuino Mustang totalmente eléctrico con 465 CV y tracción total, capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. ¿Quién dijo que el coche eléctrico era aburrido?

El Mustang Mach-E GT de tracción total cuenta con dos motores, uno en cada eje, que generan 465 CV y 830 Nm de par. Este modelo dispone de una batería de rango extendido de 88 kWh que le permite ofrecer una autonomía de hasta 500 km. Lógicamente, la autonomía depende del uso que se haga del coche. La deportiva versión GT emplea una especificación de bastidor hecha a medida, que incluye la suspensión adaptativa MagneRide junto con llantas de aleación de veinte pulgadas, pinzas de freno firmadas por los especialistas de Brembo y colores para la carrocería únicos en la gama, como un intenso azul eléctrico o el denominado naranja cibernético de toques cobrizos.

Al volante, sentados en un espectacular bacquet de competición perfectamente mullido como para viajar a placer, el Mustang Mach-E  GT incita a disfrutar de una estimulante experiencia de conducción que ofrece tres modos de uso: Whisper, Engage y Unbridled. Estos programas de conducción ofrecen una variada dinámica al volante y una experiencia sensorial única, con variaciones que afectan a la dureza de la dirección, la respuesta del acelerador, la iluminación ambiental, sonidos del motor e incluso animaciones dinámicas en el panel de instrumentos. Y cuando se habla de sonidos también se refiere a la experiencia más silenciosa que pueden ofrecer los vehículos eléctricos.

La plataforma original es totalmente eléctrica y cuenta con todo el carácter deportivo tradicional de Mustang. Dicha plataforma tiene la clave de su diseño en los motores eléctricos que accionan las ruedas junto a una batería situada en el centro del coche bajo el suelo, lo que aporta un centro de gravedad perfecto y óptima distribución de pesos. Las baterías están aseguradas dentro de una carcasa impermeable rodeada de una robusta protección de absorción de impactos.

Cuando arranca, la entrega inmediata de energía eléctrica proporciona una respuesta muy deportiva; y el sistema de tracción a las cuatro ruedas del Mustang Mach-E GT aplica el par de forma independiente a las ruedas delanteras y a las traseras para mejorar la aceleración y el manejo. Los ingenieros de Ford probaron rigurosamente el sistema para asegurarse de que ofrezca la sensación de la quintaesencia de la tracción trasera convencional de un Mustang en condiciones que van desde la nieve escandinava hasta un verano español. Y ya que hacemos referencia al calor, el Mustang ofrece un espectacular techo panorámico de cristal fijo que esconde una tecnología realmente interesante, porque tiene un revestimiento especial con protección infrarroja que ayuda a que el interior permanezca más fresco en verano y más caliente en invierno; incluso protege a los pasajeros contra los rayos ultravioleta.

Espectacular por prestaciones, este Mustang es tecnológico a más no poder, porque también ofrece casi la conducción autónoma total, enormes pantallas de instrumentación y entretenimiento, y el sistema de sonido exclusivo de Bang&Olufssen. También es muy lujoso, con un nivel de equipamiento que supera lo exquisito, tanto por los materiales, la piel de los asientos o la calidad de acabados. Y todo ello, sin olvidar que el Mustang Mach-E no se echa para atrás frente a los largos recorridos, porque a esos 500 km de autonomía se suma una potencia de carga máxima de 150 kW, con lo que puede añadir una autonomía de hasta 93 km en solo 10 minutos de carga en una estación de carga rápida, mientras podría recuperar entre el 10 y el 80 por ciento de su autonomía en aproximadamente 38 minutos.

¿Todavía hay más? Sí: el Mustang Mach-E 1400

En realidad sí que hay un Mustang más rápido aún, se trata del Mustang Mach-E 1400, pero se trata de un prototipo que ha sido creado para experimentar hasta dónde puede llegar la tecnología eléctrica de Ford en cuanto a prestaciones y dinamismo. Un laboratorio con ruedas que ha servido para demostrar que con la tecnología eléctrica de Ford el resultado es casi ilimitado. El Mustang Mach-E 1400 ha sido desarrollado por los especialistas de Ford Performance y lógicamente lleva la competición en sus genes. Solo así se puede imaginar lo que debe ser acelerar a fondo con los 1400 CV de potencia que generan sus ¡siete motores! Y no menos interesante debe ser sentir lo que ocurre en el paso por curva cuando a 257 km/h genera más de mil kilos de apoyo aerodinámico que pegan el coche al suelo. El ingeniero jefe de programas del Mustang Mach-E, Ron Heiser, que sin duda es el que más kilómetros tiene al volante del Mustang Mach-E, lo explica con simplicidad: «Es el momento perfecto para aprovechar la tecnología eléctrica, aprender de ella y aplicarla a nuestros coches. Por eso el Mustang Mach-E es un coche muy divertido de conducir, tanto o más que cualquier otro Mustang. Eso sí, lo del Mustang Mach-E 1400 es una completa locura en prestaciones que nos ha servido para llevar al límite esta tecnología y a nuestro nuevo Mustang”. 

El Mach-E 1400 es el resultado de más de 10.000 horas de trabajo que han servido para conocer la diferencia entre lo que un vehículo eléctrico puede hacer y lo que los clientes creen que puede hacer. El Mustang Mach-E 1400 tiene siete motores, cinco más que el Mustang Mach-E GT. Tres están acoplados al diferencial delantero y cuatro a la parte trasera, con un único eje de transmisión que los conecta a los diferenciales. Ponerse al volante de un coche de 1400 CV es una experiencia salvaje, pero al volante de un Mustang Mach-E GT el resultado es algo similar, aunque adaptado a la lógica. De todas formas, es tal la entrega de potencia y la fuerza transmitida, que los usuarios de las versiones más deportivas de Mustang cambiarán por completo su perspectiva sobre lo que puede ser la potencia y el par motor de un coche eléctrico. El Mustang Mach-E GT será sin duda una referencia en prestaciones en su categoría, pero con respecto al Mustang Mach-E 1400 solo hay un ligero parecido, comenta Heiser, “una montaña rusa magnética”. Pero lo realmente importante es que todo este esfuerzo y trabajo ha servido para definir el Mach-E GT que llegará al mercado a finales de 2021.